Publicidad con códigos

¿Qué es un código QR?

Un código QR (Quick Response) es un sistema para almacenar información en barras de dos dimensiones que permite una decodificación casi instantánea. Fue inventado en 1994 por la compañía japonesa Denso Wave, subsidiaria de Toyota, para almacenar información de autopartes durante el proceso de fabricación. Desde entonces, su uso se diversificó hasta convertirse gracias a la expansión de los celulares inteligentes en un fenómeno masivo. Esto es así ya que los dispositivos móviles, que permiten la instalación de programas que incrementan el procesamiento de datos y la conectividad, resultan efectivos para leer los QR. Contando con una aplicación simple de decodificación, basta con enfocar uno de estos códigos con la cámara de un celular para que se escanee automáticamente y entregue la información contenida o nos lleve a un sitio web.

La tendencia del QR

La posibilidad de millones de celulares de leer los QR transformó esta tecnología en una gran herramienta de marketing. La población japonesa ya convive naturalmente con estos códigos y en los países tecnológicamente más avanzados los usuarios de smartphones están habituándose a leerlos. En Argentina, ya comienzan a verse estos “misteriosos cuadritos” en gráficas de la vía pública o en packagings de productos. Según la Mobio, empresa referente del marketing online, el uso del QR aumentó 4.500 por ciento en el último año. Algunos analistas creen que estas estadísticas reflejan mucho más que una moda, e interpretan que esta herramienta llegó para quedarse.

¿Para qué sirven los QR?

Por un lado, los QR enriquecen las piezas de comunicación tradicionales conectando el universo gráfico con el digital. Esto implica múltiples ventajas: economizar los espacios de las gráficas, incluyendo información adicional en el código; aumentar la interactividad de la pieza; tornar tangibles algunos resultados, midiendo el feed-back online; brindarle al público la posibilidad de almacenar datos útiles; optimizar el “call to action” haciéndolo instantáneo (“inscribite ahora”, “recorré nuestra web ahora”, “llamanos ahora”, “informate ahora”, “doná ahora”, “comprá ahora”) siempre a través del celular, y mucho más. Los ejemplos concretos pueden ser muchos. Es posible incorporar un QR en una tarjeta personal que lleve a un “CV” o a un video de presentación. O agregar un QR en un cartel publicitario que conduzca a un e-commerce, desde donde adquirir el producto. Sin embargo, además de servir como nexo entre formatos, entre el papel y la nube, o entre una pantalla de TV y una web, en algunos casos reemplaza piezas tradicionales. Por ejemplo, en lugar de imprimir costosos manuales de uso, es posible imprimir códigos QR en los productos. O ahorrar la segunda instancia de una campaña incógnita en vía pública, con una revelación vía QR. Los QR están comenzando a revelar todo su potencial.

Experimentá un QR

De acuerdo al sistema operativo de tu Smartphone, bajá un programa gratuito y probá el QR de la imagen.

– iPhone NeoReader http://itunes.apple.com/us/app/neoreader/id284973754?mt=8

– Android Barcode Scanner http://www.androlib.com/android.application.com-google-zxing-client-android-xzA.aspx

– BlackBerry ScanLife http://appworld.blackberry.com/webstore/content/1102

– Windows Phone7 PhraseMeme Scanner trial http://blog.phrasememe.com/p/phrasememe-scanner.html

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *