El gusto de lo simple

La usabilidad como la salud personal se percibe sobre todo cuando falta. Si estamos bien de salud no estamos por el mundo diciendo, “que suerte que puedo caminar, que bueno que puedo mover la mano o el cuello”. Pero cuando nos pasa algo específico, como quebrarnos un brazo, nos damos cuenta de la importancia que tiene ese brazo en nuestro cuerpo. Sin él, nos sentimos bastante más “inútiles”, incapaces de hacer ciertas cosas que cuando lo teníamos sano nos eran indiferentes y habituales.

De la misma manera, cuando una web nos resulta difícil de navegar, cuando no podemos encontrar lo que buscamos, entonces notamos la falla, por el simple hecho de que usarla nos provoca incomodidad o disgusto. En cambio cuando navegamos con comodidad por una página sencilla, que no nos ofrece resistencia como usuarios, no somos conscientes de ella, y la interacción fluye, fácil, rápida e intuitiva.

Lograr la simpleza, que cada usuario se sienta como en su casa, es un trabajo complejo. La “usabilidad” es una cualidad que se logra con una adecuada estrategia, una sólida programación y un diseño funcional. El tiempo invertido en mejorar la “usabilidad” de un sitio se recupera reduciendo el tiempo que demandará a sus usuarios. La satisfacción que se deriva de la comodidad de su uso siempre mejora la imagen de un sitio, y por lo tanto, la competitividad de la empresa.

Fuente: http://www.webtaller.com/maletin/articulos/usabilidad_como_ventaja_competitiva.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *